De las cuentas falsas en Twitter, libranos señor…

Holala mundo digital…

Twitter se consolida como una de las principales plataformas para dinamizar contenidos comerciales, culturales, sociales y hasta cómicos, con ayuda de post o hashtag promocionados que ya los mismos creadores de la red social nos permiten, bueno le permiten a cuentas verificadas.

post

Sin embargo los esfuerzos de algunas cuentas tienen días de infortunios, cuando alegremente ven como sus perfiles crecen potencialmente en seguidores, pero ¿sabemos quienes son éstos seguidores? ¿cómo llegaron a nuestro TimeLine?

En mi caso en particular, mis seguidores crecen cuando participo de actividades en la red social, o cuando asisto a un evento y genero mucho contenido (publicaciones), y esto es algo que le debe ocurrir a muchos de ustedes; pero cada vez que recibo notificación de un nuevo seguidor entro a su cuenta, leo cuidadosamente su Bio, reviso a quien sigue, si tiene listas y en cuales esta incluido, para simplemente validar si el contenido que estoy compartiendo realmente esta atrayendo a mi TimeLine personas con preferencias de temáticas similares.

Cosa que les recomiendo hacer, bien sea porque son profesionales o porque son empresas, pues es una de las primeras formas de conocer a ese público que cree en nuestro trabajo, nuestra curación de contenidos y en nuestra pasión digital.

Pero hoy quiero platicarles sobre mis “Seguidos”, y es que desde hace unas semanas he notado como ese número active ingredient in semenax aumentaba, poco, pero aumentaba, y para mi no era trasparente, puesto que soy plenamente consiente de a quien sigo.

Así que empecé a hacer una verificación de las cuentas, y “Oh Sorpresa”, estaba siguiendo cuentas que no solo no tenían que ver con mi línea de conversación, Marketing Digital y Social Media, sino que incluso eran cuentas en su mayoría de “Expertos” o “Personas del entretenimiento” como cantantes, deportistas entre otros.

De allí que eso de sígueme que te sigo y de compra de seguidores no solo es para grandes marcas o para aquellas que creen ciegamente en que pagando se mantiene una comunidad en redes sociales. Claro que se gana cierto nivel de reputación al alcanzar un gran número de seguidores, pero que pasa cuando  no los conoces, cuando llegan no por tus esfuerzos de contenidos, si no te permiten monetizar las acciones, bien sea comprando tus productos o servicios o simplemente llevándolos a tu web.

Comprar seguidores es una cosa, pero conocer a tu comunidad, esforzarte para que tu marca sea clara, directa y honesta, es algo totalmente diferente.

Mi invitación entonces es a que una vez por semana revisemos las cuentas no solo a quienes nos siguen, también de los que seguimos, y que nos les pase como a mí, que fui cambiando de especialidad sin darme cuenta.

Nos leemos luego…

@MichiTorresC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *